Bachir finaliza este curso con estupendos logros

Bachir es un increíble estudiante. Ha terminado el curso con unas notas excelentes. Es un voluntario muy activo de Diálogos Para Construir; se ha convertido en un estupendo orador público y embajador de nuestro Programa Raindrops. 

A pesar de que estos últimos meses han sido complejos debido a los cambios que trajo la pandemia, Bachir –uno de nuestros jóvenes del Programa Starfish–, ha sido constante en sus objetivos personales, optimizando su tiempo y recursos de la mejor manera posible.

Una de sus metas personales era conseguir su carné de conducir; lo ha logrado en este tiempo y ve esto como una herramienta fundamental para sus actividades cotidianas.

“Bueno, en la actualidad tener el carné de conducir es una ventaja muy grande la verdad, por lo menos cuando uno quiere desplazarse a un sitio, tiene la oportunidad de pedir el coche a un amigo o familiar… Es imprescindible tenerlo, cuando uno enfrenta el tema laboral”

A nivel académico, Bachir se siente muy orgulloso de sí mismo. Estudia “Sistemas Microinformáticos y Redes”, formación que eligió porque le gusta mucho el mundo de la tecnología, conocimiento que además puede abrirle buenas oportunidades de trabajo. El primer año fue aprobado con buenos resultados.

El atletismo: una disciplina que me ha enseñado mucho

Otra de las pasiones de Bachir es el atletismo, su entrenamiento es constante y tiene la ilusión de desarrollarse como atleta profesional.

“Estoy muy enganchado al running o atletismo, como quieras llamarlo. Este deporte me enseñó todo lo que tenía que saber: superación, confianza en mí mismo, disciplina… Como deportista tengo sueños por cumplir, en este deporte. Me gustaría ser un atleta profesional, tampoco para vivir de eso, simplemente por pasión. Aunque estos años estoy pasando por momentos muy desagradables de lesiones y bajones, que me piden dejar de entrenar con normalidad y competir. Pero todos sabemos que son obstáculos de la vida que hay que enfrentar. Lo más importante es la paciencia y la confianza en uno mismo”.

Desde DPC nos enorgullece el trabajo de Bachir, quien tiene claro que todo trabajo tiene su recompensa, y para nosotros es un privilegio acompañarle en ese proceso.

Fadiga obtiene su residencia y permiso de trabajo en España ¡Una alegría para la familia DPC!

Después de un largo y difícil proceso que empezó en mayo de 2019, nuestro adorable Fadiga ha obtenido su residencia y permiso de trabajo en España. Esta enorme tarea, se ha hecho realidad gracias a toda la familia que compone Diálogos Para Construir y a los abogados Max Adam y Andrea Bermúdez.

Estamos especialmente agradecidos a Fadiga por haber sido un gran ejemplo de paciencia y confianza, a pesar de las dificultades encontradas. Es una persona noble que nos inspira.

“En este nuevo trabajo la verdad que estoy contento y feliz de estar con gente maravillosa. Cuando me levanto por la mañana y sé que iré a trabajar, y que no tendré ningún problema… es una felicidad.”

El pasado mes de junio ha empezado a trabajar en una finca en Córdoba con uno de socios fundadores de DPC. Fadiga visualiza esta oportunidad como un punto de partida para crecer laboralmente e ir ampliando sus posibilidades.

“Tengo muchos planes laborales a futuro, seguir con la carpintería o seguir estudiando mecánica para coches. También tener un negocio propio en el que otras personas puedan trabajar; sin olvidar el traer a mi hijo a mi lado.”

En Diálogos Para Construir, conocimos a Fadiga en abril de 2019 y desde ese momento empezamos a hacer las gestiones necesarias para ayudarle en su inclusión sociolaboral. Nos produce mucha satisfacción poder compartir su historia, que esperamos sea la de muchos jóvenes migrantes con grandes deseos de superación.

Rostros Invisibles de la pandemia: construyendo desde pequeñas acciones

La pandemia ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de diversos colectivos, muchas personas no han tenido las condiciones óptimas para sobrellevar esta etapa. “Quedarse en casa” y seguir las indicaciones sanitarias ha sido un reto para personas que, desde antes de pasar por esta emergencia global, ya contaban con circunstancias socioeconómicas poco favorables.

Desde Diálogos Para Construir, conocemos de cerca las experiencias de jóvenes migrantes que durante el estado de alarma han tenido muchos retos. Sin embargo, estos jóvenes, nos han mostrado su gran capacidad para hacer frente a este momento de crisis; viéndolo incluso como una oportunidad de crecimiento y apoyo a la sociedad en la que hoy viven.

Construyendo desde el anonimato

Mucho se ha hablado en este tiempo de los “Nuevos Héroes”, personas que han estado en primera línea. Y podemos decir, con mucho orgullo, que los jóvenes que forman parte de nuestros proyectos, también han sido un ejemplo de superación y entrega desde donde se han encontrado. ¿Qué han hecho nuestros jóvenes «Starfish» durante la pandemia?

Bachir, vivió este tiempo como una oportunidad de superación; organizando sus actividades enfocado en aprender cosas nuevas. Reflexiona además sobre la transformación personal y el cuidado de unos a otros en el estado de alarma.

Kone, ha vivido la cuarentena entre la casa y su trabajo. Siguiendo perseverantemente sus estudios de auxiliar de enfermería, durante el confinamiento no ha podido entrenar todo lo que hubiese querido como campeón andaluz de 5.000m (2017/18); pero desde casa y en espacios controlados, ha tratado de mantener su actividad física, cuidando las recomendaciones de seguridad.

“Siento que he contribuido a través de la sensibilización a la gente sobre la gravedad de esta pandemia y la aplicación de las medidas de protección, para evitar contagiarse, a uno mismo y a los demás. ¡Nos hemos animado unos a otros a través de videollamadas!”

“En esta cuarentena he estado trabajando en una empresa de distribución de productos sanitarios. He seguido todo el tiempo las medidas de seguridad, mantener las distancias para todos estar bien”

Alpha, también destaca que, en este tiempo, en su trabajo y en casa, ha tenido una mejor convivencia con sus compañeros, una oportunidad importante para su proceso de inclusión.

Para el colectivo de personas migrantes, y desde nuestra experiencia, para los jóvenes exmena, la pandemia deja condiciones legales y sociolaborales complejas; sin embargo, fortaleciendo y buscando las redes necesarias, desde DPC creemos que es posible seguir potenciando el talento y la entrega de nuestros “héroes invisibles”, un ejemplo de resiliencia, en este contexto de pandemia, y en cualquier momento de la vida.

Presentación de Diálogos Para Construir en la Fundación Don Bosco.

Desde nuestros comienzos hemos tenido en la Fundación Don Bosco, y más concretamente en Antonio Mengual, un mentor. Son varios los ratos compartidos y muchos los aprendizajes por nuestra parte. El 19 de diciembre de 2019 la Fundación Don Bosco nos invitó a presentar nuestra asociación a sus trabajadores y trabajadoras de Extremadura y Sevilla.

A través de la presentación de Bachir, Alpha, Ramón, Marta y Susana, indagamos en los principios fundacionales de DPC, el camino recorrido hasta ahora y los retos por afrontar de aquí en adelante.

Susana presentó la asociación haciendo hincapié en el proyecto Think Tank que ofrece la posibilidad de reflexionar sobre la actual situación de las personas migrantes y su relación con las comunidades de acogida. Siempre buscando soluciones ajustadas a las circunstancias confiamos en llegar con ideas creativas y novedosas a proyectos que puedan aportar mejoras a la situación migratoria de Sevilla en concreto y de Andalucía en general. También se resaltó el hecho de que DPC no dependa de fondos públicos. Estos dos puntos suponen una diferencia entre DPC y otras entidades dedicadas a temas similares.

Marta defendió el enfoque de intervención que tenemos en DPC, con un trato muy personalizado para cada migrante. Cada persona es distinta y requiere atenciones distintas. Esta intervención “a medida” la estamos haciendo con  pocas personas de momento dado que disponemos de recursos limitados. No por casualidad hemos adoptado como lema la frase de Galeano “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo”. Sentimos mucho agradecimiento hacia esa GRAN gente pequeña que nos acompaña proporcionando redes de apoyo, familias acogedoras, mentoring, posibilidades de empleo… Marta explicó el camino recorrido con los cinco chicos a los que estamos acompañando en estos momentos.

21 años al servicio de la juventud más vulnerable.

Con 10 programas de intervención que van desde educación integral en centros de día, apoyo a las personas migrantes, recursos residenciales y de emancipación o inserción socio-laboral, entre otros, la Fundación Don Bosco es uno de los referentes de nuestro país en materia de apoyo a la juventud en situación de riesgo o exclusión social.

Un ejemplo a seguir.

Diálogos Para Construir nació con la vocación de buscar enfoques novedosos y creativos para abordar las problemáticas con las que se enfrentan los exmenas, siempre desde un criterio integral y personalizado. Fue un honor que una entidad de tanto prestigio y arraigo se acordase de nuestro trabajo. Bachir, Alpha, Ramón, Marta y Susana damos las gracias en nombre de DPC por esta invitación y confiamos en seguir abriendo puertas de la mano de las personas ligadas a Don Bosco.

Diálogos Para Construir colabora con Through our eyes en un evento de exhibición fotográfica.

Estamos muy orgullosos de la poderosa colaboración entre el Programa Raindrops de DPC y A través de nuestros ojos, en el marco de un evento de exhibición de fotografía celebrado en el Orfeo el pasado 22 de noviembre. Este evento multicultural fue organizado por dos voluntarios ingleses que asistieron a refugiados en la isla de SAMOS, Grecia.

Los asistentes se conmovieron y quedaron paralizados por las historias de lo que nuestros Alpha, Bachir, Marta y Kone han visto, a través de sus ojos…

Kone que vino de Costa de Marfil porque su familia no podía mantenerle y que ahora estudia, entrena atletismo y trabaja para ayudar a su familia; Bachir que dejó Marruecos para poder estudiar y llevar una vida que en su país no era posible y hoy está estudiando obteniendo calificaciones excepcionales y practicando atletismo; Alpha que salió corriendo de Liberia en plena guerra cuando con quince años mataron a su madre delante de él y hoy está trabajando y jugando al fútbol; Marta, trabajadora social con larga e intensa experiencia en distintas entidades dedicadas a la migración, nos contaron lo que habían visto “A TRAVÉS DE SUS OJOS”.

Varias de las personas invitadas de la noche, inspiradas por los relatos, se acercaron para colaborar con DPC, y estamos muy agradecidos por su participación.

A través de nuestros ojos: fotografía comprometida.

Through our eyes es un proyecto fotográfico que muestra la vida cotidiana de los solicitantes de asilo que viven en el campamento «hotspot» en la isla de Samos, Grecia, a través de sus propios ojos.

Detrás de la cámara, en lugar de reporteros o periodistas, encontramos adolescentes niños y niñas que han estado viviendo en este campamento durante meses.

Los jóvenes fotógrafos son estudiantes del centro juvenil Mazi, la única opción educativa para ellos en la isla, dirigida por la ONG Still I Rise. Fundada en junio de 2018 por Nicolò Govoni, Giulia Cicoli y Sarah Ruzek, Mazì brinda educación informal y apoyo psicosocial a niños de 12 a 17 años que viven en el campamento.

RAINDROPS: una propuesta pedagógica intercultural.

El objetivo de RAINDROPS es desarrollar la empatía de una forma integral y participativa a través de la visualización y resignificación del contexto actual respecto a la llegada y permanencia de personas migrantes. Enfocado principalmente en centros escolares, Raindrops crea un espacio de comunicación y diálogo colectivo e interactivo entre distintas generaciones y culturas.

Son los propios jóvenes del proyecto STARFISH quienes nos ayudan a educar, no sólo al alumnado de distintos centros escolares, sino también a sus padres y profesores a través de ellos.

Las contribuciones a DPC facilitan que Raindrops crezca y pueda llegar a muchas más personas, lo que significa que cientos de personas jóvenes y no tan jóvenes puedan desarrollar conciencia AHORA. Visita la sección de donaciones para saber los diferentes modos en los que puedes ayudar.

La Primera Gala de Diálogos Para Construir.

El pasado 25 de octubre de 2019 fue la oportunidad para que nuestro robusto grupo de amigos y simpatizantes se conocieran y disfrutaran de la noche con una bebida y deliciosas tapas de La Azotea.

Durante la velada, tras una breve presentación, se profundizó en las diferentes intervenciones que llevamos a cabo desde DPC, con protagonismo de Kone y Marta, y se finalizó con una divertida tómbola con magníficos regalos donados por gente magnífica. La noche fue conducida y animada por Óscar Rivilla, a quién queremos dar las gracias por su generosidad. Y no podemos dejar de mencionar a nuestras compañeras Emily y Laura por el enorme esfuerzo para conseguir un evento de estas características en Sevilla. Gracias, gracias, gracias.

Puedes ver el vídeo de presentación que mostramos en la gala haciendo click a continuación:

Construyendo el cambio persona a persona.

Durante el transcurso de la noche hicimos especial hincapié en los retos que afrontamos. El proyecto STARFISH (estrella de mar) nos permite abordar la ayuda de un modo distinto y complementario al de otras iniciativas. 

Lejos de miradas asistencialistas o paternalistas, nos decantamos por un tipo de intervención que potencie las capacidades propias de las personas a las que acompañamos (exmenas). Nos centramos en facilitarles redes de apoyo amplias, variadas y consistentes. Promovemos el mentoring como herramienta para la construcción de vínculos sociales sólidos. Valoramos el deporte como medio de integración.

Con un criterio integral y personalizado, desde Starfish construimos el cambio persona a persona.

Una participación abrumadora.

Fue una noche inolvidable gracias a todas las personas increíbles que donaron su tiempo, talento y servicios, con especial mención al grupo de jóvenes del Colegio San Francisco de Paula, quienes se volcaron en masa para colaborar en el evento tras conocernos a través de una sesión de RAINDROPS, nuestro proyecto de sensibilización.

Colegio San Francisco de Paula (Sevilla)

Tras escuchar de primera mano cuáles son nuestras intervenciones en la comunidad y nuestros proyectos para ayudar a los adolescentes, la mayoría de estudiantes decidió convertirse en activista. Las tres clases participantes ayudaron con la planificación, la configuración, la restauración y la venta de entradas mientras aprendían que…

…mucha gente pequeña, en sitios pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

Gracias a tu contribución podremos cambiar la vida de más y más personas. Visita la sección de DONACIONES para saber los diferentes modos en los que puedes ayudar.