Entradas

“ÓDIAME”: una iniciativa muy interesante para combatir los mensajes de odio en internet

¿Qué pasaría si un día abres tus perfiles en redes sociales y te encuentras con mensajes desagradables y amenazantes? ¿Por qué? Por tu cultura, por tu género, por tu identidad o preferencia sexual, por el color de tu piel… La solución inmediata puede ser ignorarlos y borrarlos; pero es difícil darse cuenta que, esas ideas y actitudes, no se quedan en las redes, te persiguen en tu día a día.

Muchas personas sufren la persecución y violencia que se vierte en redes sociales. El medio virtual es perfecto para la rápida propagación de cualquier mensaje y el alcance e impacto que tiene en las vidas de las personas es real.

Con el objetivo de incidir en esta problemática, Accem ha lanzado “ÓDIAME”, una interesante campaña con mensajes que buscan reflexionar sobre las acciones anónimas en redes sociales en contra de diversos colectivos. Esta entidad trabaja por la igualdad de derechos, deberes y oportunidades para todas las personas, con independencia de su origen, género, orientación e identidad sexual, religión, opinión o grupo social.

En estos audiovisuales se destaca lo injustificados que son los ataques que reciben muchas personas a través de internet, la mayoría basados en el desconocimiento, sentimientos de rechazo, temor y superioridad, alentados por discursos mediáticos y políticos. La “diferencia” es utilizada para discriminar y agredir.

La campaña también tiene potentes testimonios de personas que han vivido experiencias de discriminación alentadas desde las redes. El impacto de este acoso lo viven también en todos los ámbitos de su vida… Nada se queda únicamente en “lo virtual”.

Fernan en su testimonio habla de cómo el racismo muchas veces empieza desde la infancia. Si los padres educan a sus hijos desconfiando y despreciando a otras personas, serán adultos racistas.

¿Cómo contrarrestar los mensajes de odio?

Los espacios virtuales han cambiado nuestra forma de comunicarnos, son parte de nuestras vidas y debemos usarlos responsablemente, buscando siempre el bien común. Recordemos una idea básica de la convivencia en todos los ámbitos: trata a las demás personas como te gustaría ser tratado a ti.

Desde DPC creemos que hay narrativas alternativas que pueden ayudarnos a ver las cosas desde otra perspectiva. Las acciones de sensibilización que realizamos desde nuestro programa RAINDROPS son también una propuesta para buscar una convivencia desde la multiculturalidad; donde el diálogo y el conocimiento se convierten en herramientas contra el odio a la diferencia. De cada experiencia RAINDROPS, estamos seguros que habrá alguien que tomará acción y detendrá la cadena del “odio en las redes sociales”.

Es fundamental comprender que detrás de las pantallas hay personas reales que, aunque tengan una cultura diferente, que su piel sea de otro color o que expresen su identidad y preferencia sexual de otra manera, merecen nuestro respeto.

Pensamos que “ÓDIAME” es una muy buena propuesta comunicativa para sensibilizar ante esta problemática y nos sumamos a su difusión.

Puedes conocer más desde el siguiente enlace: https://www.accem.es/odiame/

“Queremos Contar, Queremos Escuchar” un mensaje para reivindicar la realidad de los jóvenes extutelados

La organización Málaga Acoge, en colaboración con la Escuela de Arte San Telmo de Málaga, lanzó en el mes de mayo la campaña “Queremos Contar, Queremos Escuchar” para que las personas conozcan la realidad de los y las jóvenes que han estado en centros de menores.

La campaña consiste en una serie de carteles reivindicando la igualdad de la juventud extutelada con el resto de la juventud. El mensaje se ha extendido por redes sociales y también por espacios públicos de muchos barrios de Málaga.

Esta acción comunicativa nos parece muy valiosa y necesaria, en un contexto en el que, muchas veces, se criminaliza a los y las jóvenes que llegan a España sin sus referentes familiares. Su situación es, lamentablemente, también utilizada en discursos políticos para despertar emociones negativas que se traducen en prejuicios hacia estos y estas jóvenes.

Desde pequeñas acciones cotidianas nos damos cuenta que todas las personas, sin importar de donde seamos, tenemos sueños similares, ¡somos iguales! ¿por qué no vamos a tener los mismos derechos? El trabajo junto a nuestros jóvenes «Starfish» nos permite conocer el esfuerzo cotidiano que cada uno de ellos hace en su proceso de inclusión, de cómo luchan también ante los estereotipos y prejuicios; pero, si somos capaces de mostrar que no hay diferencias entre la juventud migrante y la población de acogida, ese proceso será más sencillo y enriquecedor.

¡Desde DPC destacamos y difundimos esta campaña!  #QueremosContarQueremosEscuchar es una propuesta de comunicación positiva de la que podemos aprender.