Categoría que engloba todo lo relacionado con el Proyecto Starfish.

Acompañamiento a Keba en sus proyectos académicos y regulación administrativa en España

Keba es un joven con muchos objetivos propuestos. Una de sus principales metas es su crecimiento académico, lo cual está consiguiendo gracias a una beca que le ha permitido iniciar un grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad de Loyola de Andalucía.

Esta formación es, en definitiva, una oportunidad importante para su proceso de inclusión laboral, además de las experiencias personales que está viviendo desde un entorno académico en el que puede desarrollar muchas de sus capacidades. Esperamos que le sirva para ayudar a su país, Senegal, algo que siempre lleva en su mente y en su corazón.

A pesar de la pérdida de su mentor, amigo y “padre adoptivo”, Keba ha sabido lidiar con todos los cambios en su vida a partir de ese momento. Pero tiene muy claro que, en memoria de Antonio, que siempre creyó en él, se propondrá conseguir sus metas.

Desde DPC hemos estado acompañando a Keba en la recuperación de su regulación administrativa en España, tarea que es posible gracias al apoyo de una red de personas que creen en el proyecto migratorio de este chico, que nos enseña cada día con su perseverancia, inteligencia y compromiso.

Seguiremos colaborando en todo lo que nos sea posible para que Keba pueda ver alcanzadas sus metas académicas y demás objetivos vitales. ¡Nos enorgullece y alegra formar parte de este proceso!

Abriendo las puertas de casa se transforma una vida ¡Check, uno más de la familia!

Check, uno de los jóvenes que forma parte de nuestro programa STARFISH ha sido acogido en la familia de Inma, amiga y colaboradora de DPC; un ejemplo de solidaridad, sensibilidad y una muestra de que otra sociedad es posible.


En los diferentes encuentros con los jóvenes “Starfish”, organizados por DPC, Inma y su familia participan y van conociendo de cerca la realidad de los jóvenes migrantes sin referencias familiares, sus experiencias y necesidades. Les surge entonces la inquietud de si sería positivo para ellos vivir en una familia como la que ellos conforman; Inma, que es trabajadora social y tiene experiencia en el campo de la migración, explica a su pareja que, un apoyo de ese tipo, puede ser de gran ayuda en el proceso de inclusión social, creación de redes de apoyo y nuevas oportunidades para los jóvenes. Fue entonces cuando ambos empezaron a pensar en la acogida.

¿Cómo conocen a Check?

“Yo conocí a Check porque formaba parte del programa de refugiados donde yo trabajo. Y siempre lo vi como un referente para sus compañeros, por la manera en la que afrontaba las diferentes situaciones que se le presentaban.

Mostraba siempre  grandísimo interés por aprender tanto el idioma como la cultura de aquí, y de formarse para ampliar las oportunidades laborales. Es un chico con el que puedes entablar muchas conversaciones y aprender muchas cosas de él”– nos comparte Inma.

Recibiendo a Check en casa

Para Check, sin duda, esta es una oportunidad muy importante en su vida y lo expresa con gran agradecimiento.

“Agradezco a todos y todas, especialmente a la familia de Inma. Formar parte de esta familia es un gran momento para mí, a nivel emocional y relacional que me hace sentir muy valorado en mi proceso de integración social. Me siento cómodo como si estuviera con mi familia materna.”

Inma comenta que el proceso de adaptación de Check con sus hijos lo han vivido con una naturalidad maravillosa, deseando que para Check esté siendo una bonita experiencia como lo es para ellos.

Buscando la bandera y el país de Check

Conocimos a Inma en 2019 cuando se acercó a Diálogos Para Construir para colaborar en el Programa Raindrops. Desde el principio ella y su familia demostraron un interés por los fines de la asociación que iban más allá de la colaboración como trabajadora social. Ahora abren las puertas de su casa a Check como un miembro más de la familia ¡no podemos sentir más agradecimiento!

Gracias Inma y gracias Massi, vuestra generosidad no sólo ayuda a Check, también sensibiliza mostrando que otro tipo de sociedad es posible.

Realización de Taller sobre metas personales: una herramienta de empoderamiento para nuestros jóvenes “Starfish”

Como parte de los procesos de intervención y seguimiento social que desarrollamos con los jóvenes de nuestro PROGRAMA STARFISH, realizamos recientemente un taller sobre “metas personales para la vida”, impartido por Marta Molina y Ramón Retamero, integrantes del EQUIPO DE INTERVENCIÓN de nuestra entidad, y en el que participaron todos los jóvenes “Starfish”.

El objetivo de esta formación fue dialogar sobre la importancia de establecer metas personales, hacer un ejercicio de autoconocimiento y descubrir qué cosas queremos conseguir a corto, medio y largo plazo; destacando además que, dichas metas, deben responder a la realización personal y no a expectativas externas que pueden estar influenciadas por la familia, la cultura, entre otros.

En la primera parte del taller se habló sobre los objetivos de DPC en relación a los “Starfish”, lo cual se resume en acompañarlos en lo que crean que es lo mejor para ellos; evitando una actitud paternalista y asistencialista. Dicho acompañamiento se desarrolla con un enfoque inclusivo e integrativo, buscando el empoderamiento y desarrollo de potencialidades personales, consideración holística de la persona y todo ello desde la igualdad y la libertad.

Posteriormente se compartieron herramientas teóricas sobre cómo plantearse metas y los pasos para conseguirlas.  La respuesta fue muy positiva, cada uno desde sus experiencias e inquietudes, lo acogió como una oportunidad para empezar a organizar mejor sus proyectos de vida.

Este taller es el primero de una serie de actividades que, pretendemos, proporcionen herramientas importantes a los jóvenes “Starfish” en su proceso de inclusión sociolaboral y crecimiento personal, potenciando los talentos y conocimientos con los que ya cuentan.

Bachir finaliza este curso con estupendos logros

Bachir es un increíble estudiante. Ha terminado el curso con unas notas excelentes. Es un voluntario muy activo de Diálogos Para Construir; se ha convertido en un estupendo orador público y embajador de nuestro Programa Raindrops. 

A pesar de que estos últimos meses han sido complejos debido a los cambios que trajo la pandemia, Bachir –uno de nuestros jóvenes del Programa Starfish–, ha sido constante en sus objetivos personales, optimizando su tiempo y recursos de la mejor manera posible.

Una de sus metas personales era conseguir su carné de conducir; lo ha logrado en este tiempo y ve esto como una herramienta fundamental para sus actividades cotidianas.

“Bueno, en la actualidad tener el carné de conducir es una ventaja muy grande la verdad, por lo menos cuando uno quiere desplazarse a un sitio, tiene la oportunidad de pedir el coche a un amigo o familiar… Es imprescindible tenerlo, cuando uno enfrenta el tema laboral”

A nivel académico, Bachir se siente muy orgulloso de sí mismo. Estudia “Sistemas Microinformáticos y Redes”, formación que eligió porque le gusta mucho el mundo de la tecnología, conocimiento que además puede abrirle buenas oportunidades de trabajo. El primer año fue aprobado con buenos resultados.

El atletismo: una disciplina que me ha enseñado mucho

Otra de las pasiones de Bachir es el atletismo, su entrenamiento es constante y tiene la ilusión de desarrollarse como atleta profesional.

“Estoy muy enganchado al running o atletismo, como quieras llamarlo. Este deporte me enseñó todo lo que tenía que saber: superación, confianza en mí mismo, disciplina… Como deportista tengo sueños por cumplir, en este deporte. Me gustaría ser un atleta profesional, tampoco para vivir de eso, simplemente por pasión. Aunque estos años estoy pasando por momentos muy desagradables de lesiones y bajones, que me piden dejar de entrenar con normalidad y competir. Pero todos sabemos que son obstáculos de la vida que hay que enfrentar. Lo más importante es la paciencia y la confianza en uno mismo”.

Desde DPC nos enorgullece el trabajo de Bachir, quien tiene claro que todo trabajo tiene su recompensa, y para nosotros es un privilegio acompañarle en ese proceso.

Fadiga obtiene su residencia y permiso de trabajo en España ¡Una alegría para la familia DPC!

Después de un largo y difícil proceso que empezó en mayo de 2019, nuestro adorable Fadiga ha obtenido su residencia y permiso de trabajo en España. Esta enorme tarea, se ha hecho realidad gracias a toda la familia que compone Diálogos Para Construir y a los abogados Max Adam y Andrea Bermúdez.

Estamos especialmente agradecidos a Fadiga por haber sido un gran ejemplo de paciencia y confianza, a pesar de las dificultades encontradas. Es una persona noble que nos inspira.

“En este nuevo trabajo la verdad que estoy contento y feliz de estar con gente maravillosa. Cuando me levanto por la mañana y sé que iré a trabajar, y que no tendré ningún problema… es una felicidad.”

El pasado mes de junio ha empezado a trabajar en una finca en Córdoba con uno de socios fundadores de DPC. Fadiga visualiza esta oportunidad como un punto de partida para crecer laboralmente e ir ampliando sus posibilidades.

“Tengo muchos planes laborales a futuro, seguir con la carpintería o seguir estudiando mecánica para coches. También tener un negocio propio en el que otras personas puedan trabajar; sin olvidar el traer a mi hijo a mi lado.”

En Diálogos Para Construir, conocimos a Fadiga en abril de 2019 y desde ese momento empezamos a hacer las gestiones necesarias para ayudarle en su inclusión sociolaboral. Nos produce mucha satisfacción poder compartir su historia, que esperamos sea la de muchos jóvenes migrantes con grandes deseos de superación.

Rostros Invisibles de la pandemia: construyendo desde pequeñas acciones

La pandemia ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de diversos colectivos, muchas personas no han tenido las condiciones óptimas para sobrellevar esta etapa. “Quedarse en casa” y seguir las indicaciones sanitarias ha sido un reto para personas que, desde antes de pasar por esta emergencia global, ya contaban con circunstancias socioeconómicas poco favorables.

Desde Diálogos Para Construir, conocemos de cerca las experiencias de jóvenes migrantes que durante el estado de alarma han tenido muchos retos. Sin embargo, estos jóvenes, nos han mostrado su gran capacidad para hacer frente a este momento de crisis; viéndolo incluso como una oportunidad de crecimiento y apoyo a la sociedad en la que hoy viven.

Construyendo desde el anonimato

Mucho se ha hablado en este tiempo de los “Nuevos Héroes”, personas que han estado en primera línea. Y podemos decir, con mucho orgullo, que los jóvenes que forman parte de nuestros proyectos, también han sido un ejemplo de superación y entrega desde donde se han encontrado. ¿Qué han hecho nuestros jóvenes «Starfish» durante la pandemia?

Bachir, vivió este tiempo como una oportunidad de superación; organizando sus actividades enfocado en aprender cosas nuevas. Reflexiona además sobre la transformación personal y el cuidado de unos a otros en el estado de alarma.

Kone, ha vivido la cuarentena entre la casa y su trabajo. Siguiendo perseverantemente sus estudios de auxiliar de enfermería, durante el confinamiento no ha podido entrenar todo lo que hubiese querido como campeón andaluz de 5.000m (2017/18); pero desde casa y en espacios controlados, ha tratado de mantener su actividad física, cuidando las recomendaciones de seguridad.

“Siento que he contribuido a través de la sensibilización a la gente sobre la gravedad de esta pandemia y la aplicación de las medidas de protección, para evitar contagiarse, a uno mismo y a los demás. ¡Nos hemos animado unos a otros a través de videollamadas!”

“En esta cuarentena he estado trabajando en una empresa de distribución de productos sanitarios. He seguido todo el tiempo las medidas de seguridad, mantener las distancias para todos estar bien”

Alpha, también destaca que, en este tiempo, en su trabajo y en casa, ha tenido una mejor convivencia con sus compañeros, una oportunidad importante para su proceso de inclusión.

Para el colectivo de personas migrantes, y desde nuestra experiencia, para los jóvenes exmena, la pandemia deja condiciones legales y sociolaborales complejas; sin embargo, fortaleciendo y buscando las redes necesarias, desde DPC creemos que es posible seguir potenciando el talento y la entrega de nuestros “héroes invisibles”, un ejemplo de resiliencia, en este contexto de pandemia, y en cualquier momento de la vida.